Insiders

Insiders es un reality de vanguardia, un programa que busca más allá de los códigos habituales del género. Cuando en 1999 se estrenó Gran Hermano en España la sorpresa fue mayúscula tanto para los espectadores, como para los que hacíamos televisión. GH aportó una nueva forma de ver y hacer la televisión, pero pasada la sorpresa, ya solo quedaba repetir la fórmula hasta el agotamiento, algo que, por desgracia, lleva tiempo ocurriendo. Ahora por fin Insiders aporta algo nuevo, una nueva visión sobre el reality, un soplo de aire fresco, una posibilidad de ir más allá.

El problema para Insiders es también su gran ventaja, se ha estrenado en Netflix, una plataforma, que no aporta datos de audiencias, pero su elitismo le da una gran cobertura en sectores concretos como es el de los profesionales de la televisión. A falta de datos reales, mi opinión es que Insiders ha sido un gran éxito de audiencia entre los profesionales del audiovisual, justo los más interesados en la urgente renovación del género. Insiders, en general, ha tenido buenas críticas en los medios especializados y eso significa que, a quienes hacemos televisión, nos ha atrapado y nos ha convencido, pero lo difícil viene ahora ¿cómo nos va a sorprender en el futuro? Se sabe que ya han grabado una segunda temporada con concursantes ‘virgenes’, pero ese puede ser el auténtico problema para una segunda entrega, porque a los concursantes los pueden volver a ‘enredar’, pero eso no garantiza que lo vuelvan a conseguir con nosotros, los espectadores, que somos quienes podemos dar el veredicto para la continuidad, porque un formato que solo tiene un pase no es un formato rentable.

Analizando la primera temporada de Insiders vemos un esquema aparentemente sencillo: 12 personas, 7 programas y 3 planos de realidad. -Los 12 participantes son personas de perfiles variados que se prestan a ser aislados de sus entornos personales para participar en un reality que no conocen. Hasta ahí no hay novedad, podríamos estar hablando del primer Gran Hermano, pero también de cualquier experimento de convivencia como el que se cuenta en el documental “La balsa”. -7 programas que se pueden ver seguidos, lo cual acelera un proceso que estamos acostumbrados a que dure meses. Lo que gana en urgencia y en garantía de cierre, lo pierde la serie en presencia temporal y de marca, pero esa ha sido la estrategia de Netflix. -3 planos de realidad que se podrían resumir en: Lo que el espectador cree ver; Lo que los concursantes creen vivir; lo que el programa (interpretado por Najwa Nimri) quiere hacernos creer. Posiblemente la realidad salga de la mezcla de las tres cosas, o puede que haya verdades que nunca alcancemos a intuir…

Lo realmente novedoso de Insiders es que los participantes creen conocer las reglas del juego, pero estas van cambiando conforme avanza el programa. Algo parecido a lo que ocurre en nuestras vidas cotidianas desde que en marzo de 2020 las reglas que creíamos inamovibles empezaron a cambiar (desde entonces estamos más perdidos que un concursante de Insiders). Y es que en este programa las verdades van fluctuando y lo que ahora es real puede convertirse en una mentira uno o dos programas después. Los concursantes viven una realidad cambiante que les desconcierta, al tiempo que les obliga a cambiar continuamente de estrategia, algo que les ‘desnuda’ ante la cámara.

A mi manera de ver, el gran problema de futuro al que se enfrenta Insiders es precisamente de casting. Los participantes de esta primera edición son los típicos participantes de reality: jóvenes de entre veintitantos y treinta y pico, con ansias de protagonismo y sin escrúpulos ante la cámara. Son el resultado de más de veinte años de realitys en los que siempre han ganado quienes simulaban ser ‘modestos-honestos’ o se inclinaban por la ‘prepotencia-sin prudencia’. En esta primera edición hemos visto concursantes que pasaban de un extremo al otro casi sin dase cuenta…

Vivimos unos tiempos en los que la vanguardia del pensamiento nos indica que las viejas normas ya no sirven y hay que volver a inventarlo todo, incluido el reality, para lo cual Insiders está muy bien posicionado.

Publicado por Carlos TMz

La historia y la televisión se pueden ver, leer, vivir...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: